Una mirada a la meditacion

He aconsejado a gente de todos los orígenes y dirigido seminarios y talleres acerca de temas de auto-mejoramiento durante 25 años.

En ese tiempo, he visto una necesidad. Todo el mundo estaba buscando.

Qué era lo que estaban buscando no estaba claro muchas veces.

Pero la búsqueda continuaba. Mientras que yo podía satisfacer muchas de sus necesidades con mi asesoramiento, ellos asún necesitana una fuente, una conección con quien verdaderamente eran.

Esta no se trataba de una busqueda religiosa sino de una busqueda espiritual. Todos necesitamos conocer nuestro ser interior. Y la mejor forma de llegar a eso es por medio de la meditación: un momento de calma y contemplación.

Asi que a partir de esa necesidad, yo vi una respuesta. Y entonces enseñar acerca de la meditación se transformó en mi misión.

Casi toda la información que recibí acerca de la meditación a través de los años, fue mediante la experimentación la prueba y el fracaso.

No he leído libros al respecto. Todos parecían demasiado profundos y filosóficos. Y muchas veces, los libros incluían toda una exploración cultural.

Esto es bueno para alguien que esta buscando información histórica, o tal vez una creencia religiosa.

Pero para saber lo básico acerca de la meditación y como practicarla, no había nada.  He podido comunicarme muy bien con los grupos a los cuales les he hablado, porque he estado en sus zapatos.

Yo he tenido primero una experiencia en busca de mi ser interior. Y entonces la columna que Uds. pueden ver aqui, explorará por Uds. las experiencias personales de un proverbial buscador.

Me habia recibido hacia poco  ye staba buscando alguna clase de proyecto personal para el verano. Puesto que yo vivia en un muy pequeño pueblo, y eran los años 60, me sorprendió mucho encontrar una escuela de yoga que se ofrecia cerca del colegio.

Y como siempre estaba abierto a lo nuevo y diferente, esto encajó perfectamente.  Me uní a una clase y pronto me encontré en algunas extrañas posiciones. Pero habia una posición a la que solía volver.

Consistía en sentarme con las piernas cruzadas y mis palmas descansando vueltas hacia arriba sobre las rodillas. Esto hizo que inmediatamente me sentara derecho, y mi columna estaba relajada.  Mientras practicaba esta posición en mi casa, sucedio algo extraño.

Comencé a sentirme en una forma inusual. No hay forma de describirlo. Pero era como una sensación de tranquilidad en la que estaba casi dormido mientras permanecia despierto.  Le consulté a la instructora sobre ello en la siguiente sesión. Y ella me dijo que estaba bien.

Pero yo tenía mis reservas. Asi que dejé de hacerlo. No volvi a las clases. Y dejé de practicar el Yoga.  Descubrí mucho más tarde que habia comenzado a meditar. La instructora debe haberse preocupado acerca de proporcionar demasiada información acerca de la filosofía yoga y las tradiciones espirituales de la India.

Nuestra comunidad era increíblemente lenta en aceptar nuevas ideas. Tal vez por eso la instructora no quería meterse con algo que podía traerle problemas. Por eso el yoga y sus posiciones, solo eran enseñados como un ejercicio.  Me imagino que muchas nueva ideas fueron acalladas en el comienzo.

Algunos dudan acerca de compartir información por miedo a ser rechazado o enviado al ostracismo. Y algunos de nosotros dudabamos en contemplar nueva informacion porque temíamos sacudir el barco.

A medida que se explora el concepto de la meditacion, se aprende acerca de los variados beneficios que puede proporcionar, incluyendo la salud, el alivio emocional, y el auto-mejoramiento.

Uno se da cuenta que la meditación es acerca de la tranquilidad. Avanzando un paso cada vez.  El Propósito de La Meditación  La meditación es una forma de conectase con el ser interior, o lo que algunos piensan que es la Divina Chispa de Dios que todos somos.

Es tranquilizarse: permitir que todas las perturbaciones exteriores se diluyan, sentirse comfortable con la tranquilidad. Esa tranquiidad o silencio, al que nos permitimos ingesar, puede calmar la mente, sanar el cuerpo, y definir un paso espiritual.

Aprovechemos esta oportunidad para intentar una forma de meditación. Recuerde que esto es solo una muestra. Nos da la oportunidad de practicar, y practicando aprendemos.  Incorporando un Momento de Tranquilidad

Elija un momento de su agitado día. Salga a caminar cinco minutos por alli. Preste atención al sonido de sus pasos. Hágalo al ritmo de sus latidos. Con este ritmo interior Ud. se sobrepone a los sonidos exteriores, tome una respiración profunda. Mire al cielo. Contemple las nubes.

Simplemente disfrute del momento. Esta es la clave de la meditación. No es más dificil que eso: simplemente tomese un momento, y permitase relajarse.  Esta es una muy rápida forma en la cual cualquiera puede darse cuenta de qué se trata la meditación.

Existen muchas formas de meditación, tantas como personas. Se requiere de unos pocos minutos sin distracciones, dedicación y deseo. Le abrirá todo un nuevo mundo. Simplemente inténtelo.

Copyright 2003, Melissa Leath  Rev. Melissa Leath es una consejera en crecimiento espiritual y metafísicar. Para saber más acerca de la meditación, puede visitar su sitio web (en ingles) en: www.MeditationMadeEasy.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.